Las habitaciones

Nuestra casa tiene las habitaciones que aquí os detallamos. La primera de ellas

dispone de un escritorio-modernista, con vistas al valle mediante un balcón que orientado hacia el sur, llena la estancia de luz y calor.

En esta habitación hay dos camas de 1,05mts. con mesilla, un armario de época y un baño de paredes acristaladas desde media altura, solución que se adoptó en todos los baños para que recibieran luz natural durante el día.

Todos los suelos de esta planta son de tarima –pino melis- originales de la casa.

La segunda habitación dispone de tocador modernista con tulipas propias de la decoración de los años 20. Las camas tienen 0,90mts. de ancho y corresponden al llamado tipo imperio; tanto el tocador como las camas y mesilla llevan impresos en taracea diversos dibujos florales.  Se completa la estancia con un hermoso armario.,

El baño está equipado, como todos, con lavabos antiguos recuperados y platos de ducha e inodoros actuales.

La tercera habitación, la más grande, con dos camas de 1,05mts., tiene de particular los tres balcones de los que dispone, uno orientado al sur, otro al

oeste y el tercero, que corresponde al baño, al norte; el del oeste es un balcón con suelo exterior de piedra, sujeto a la fachada con canetes del mismo material, encima de la puerta principal de la casa, con vistas a la calle Milagro y la iglesia mayor del pueblo.

Se completa la estancia con un armario. El baño es el único que cuenta con balcón propio, un auténtico lujo en los tiempos que corren.

Todas las habitaciones del ático –sabaia– son abuhardilladas; las camas son de matrimonio, de 1,35mts.  y disponen además de una mesa escritorio y el baño acristalado.

Es de destacar en las habitaciones de la sabaia la doble inclinación del tejado ansotano, que nos permite ver las diversas trabes-vigas de madera.